Blog

Descubre nuevas zonas erógenas con el masaje erótico

by Admin 05-08-2016
Descubre tus zonas erógenas

 

Los masajes eróticos suponen la forma más eficaz de encontrar nuevas zonas erógenas en el cuerpo de la mujer. La estimulación puede darse con el masaje parejas o mediante la contratación de un servicio de masaje erótico Barcelona como el que ofrecemos en nuestra agencia.

Tanto si se realiza un masaje en pareja como si se recurre a los servicios de un masajista masculino especializado en la práctica de masaje tántrico y/o erótico, el objetivo no cambia: la estimulación sexual de la mujer mediante caricias, besos y pellizcos.

La estimulación de las zonas erógenas del cuerpo femenino

Aunque las mujeres comparten zonas erógenas primarias comunes como el clítoris y la vagina, existen otras muchas áreas de estimulación en las cuales el placer dependerá  en buena medida del número de terminaciones nerviosas que posea la chica. Cada mujer tiene una sensibilidad distinta y ésta además dependerá de estado y momento, de ese modo, en los masajes eróticos Barcelona nuestros masajistas masculinos crean un entorno íntimo que propicie la posterior estimulación de las zonas erógenas secundarias y potenciales de la mujer.

Masaje parejas: las zonas erógenas de tu compañera

Aunque uno haya tenido pocas parejas sexuales a lo largo de su vida, sabrá que cada mujer es un mundo. No solo su personalidad o sus gustos para la ropa, también para sus zonas erógenas.

Es obvio que la estimulación del clítoris mediante caricias con la lengua y la yema de los dedos harán estremecer el cuerpo de tu pareja, del mismo modo que se conseguirá también mediante la penetración de la vagina al encuentro del Punto G. Pero más allá de las zonas erógenas primarias, existe un verdadero universo de zonas erógenas en el cuerpo de una mujer. El cúmulo de terminaciones nerviosas dependerá de cada cuerpo, genética y sensibilidad o experiencia adquirida.

Para un masajista masculino con experiencia en el masaje erótico Barcelona no le será difícil encontrar esas zonas erógenas durante la primera sesión de masaje pues éste se concentrará en la percepción de estímulos producidos por el cuerpo de la mujer en distintos grados, movimientos y zonas de estimulación.

Las zonas erógenas secundarias suelen encontrarse en los labios mayores y menores, el pubis, las nalgas, el ano, los pezones o en la entrada de la vagina y por lo general son comunes en la mayoría de las mujeres. Lo que sí es distinto es el grado de intensidad y las reacciones que un masajista masculino experto podrá lograr en comparación a un amateur.

En cambio, hay zonas erógenas que sí son únicas en cada mujer, se trata de áreas focalizadas de sensibilidad adquirida o innata: cuello, lóbulo de la oreja, espalda, pies…

Para aquellas mujeres que quieran descubrir y estimular nuevas zonas erógenas les proponemos la contratación de nuestro servicio de masaje erótico Barcelona. Cualquiera de nuestros masajistas masculinos, atléticos y dispuestos, hallarán en el recorrido a su cuerpo nuevas zonas susceptibles al placer.

No dejes de probar.